Portada1 Portada2
Publicidades
lo + visto
lo + comentado
Horóscopo
Clima en Miraflores
Empresas y servicios
Publicidades
Cotizaciones
Publicidades
Publicidades
Publicidades
NOTA DE OPINIÓN QUE EN TIEMPOS DE TAPABOCAS NO NOS CALLEN LA PALABRA
26/08/2020 | 294 visitas
Imagen Noticia
NOTA DE OPINIÓN: Sobre intimidaciones agravios sufridos por la comunicadora Rosy Salazar de Villa Río Bermejito

QUE EN TIEMPOS DE TAPABOCAS NO NOS CALLEN LA PALABRA

 

Defensora, promotora, respetuosa, convencida del valor de la libertad de expresión, de la libertad de opinión y de la libertad de prensa, en este bendito país en donde las leyes así lo garantizan, decidí hoy expresarme sobre un acontecimiento que entiendo necesita de las expresiones de quienes no queremos este tipo de acciones.

Hace unos días, Rosy Salazar, una trabajadora de la comunicación de Villa Río Bermejito, en el Departamento Güemes, Región del Impenetrable chaqueño, en instantes en que estaba participando de la conducción de un programa radial recibió llamadas y mensajes intimidatorios, de agravio, relacionados con la labor que estaba desempeñando. Rosy, hizo lo que todos deberíamos hacer: denunció el hecho. No se quedó silenciada ante esta acción.

Quizás, haya quienes minimicen o naturalicen estas acciones: la de los mensajes intimidatorios, de insultos, de agravios; y hasta los naturalicen, pero no, minimizarlos y naturalizarlos es PERMITIR lo que no debe ser, y no se debe permitir lo que no debe ser.

Argentina es un país que sufre las consecuencias de lo que fuimos permitiendo: por temor, por falta de empatía, falta de compromiso social, por comodidad, por indiferencia, por el “no es a mí”, por el “no te metas”, etc. Muchas veces, con pequeñas acciones fuimos permitiendo mucho, y hoy somos consecuencia de esas causas.

La libertad de expresión, de opinión, de prensa, debe ser cuidada, custodiada, protegida, defendida, pero no solo en la intimidad de unos con otros, sino, en esa colectividad que necesita de individuos unidos desde la convicción, porque hoy puede ser con otro, pero mañana puede ser con uno, y luego con otros, y así si lo dejamos pasar.

Quedarnos solo en el repudiar, no alcanza, hay que practicar el no aceptarlo de ninguna manera, de ninguna. Practicarlo siempre, en lo cotidiano, en el día a día, con todos.

Hay profesiones, actividades, oficios, ocupaciones, que nos van a exponer más que a otros a la crítica, a la opinión, y bienvenida sea cuando estas se dan en el marco de la norma y del respeto, aunque no siempre estemos de acuerdo con ellas.

Pocas veces somos reaccionarios ante actitudes que intentan prohibir la libertad de expresión, de opinión, de prensa. A veces, incluso, hasta pasa desapercibido cuando no estamos realmente atentos al mensaje, al discurso, a lo que dicen, y es ahí donde la cosa se va instalando y termina naturalizándose.

A menudo, nos sorprendemos y enarbolamos banderas cuando conocemos que, comunicadores de grandes medios nacionales, son víctimas de acciones como las sufridas por Rosy, pero somos poco empáticos cuando se trata de trabajadores cercanos, de un igual, y nos hacemos los distraídos.

Hay provincias, localidades, pueblos, en donde pretender condicionar la palabra, la opinión, la libre expresión, la libertad de prensa, viene en el paquete, pero porque se permite.

Se lo permite a los políticos de turno, a los amigos de los políticos de turno, a los funcionarios puestos por los políticos de turno, a los grandes empresarios y comerciantes, a los del poderío económico, a los autodenominados referentes étnicos, sociales, a los sindicalistas, a los “kilomberos o kilomberas del pueblo”, a estos y a aquellos.

Muchas veces se pretende silenciar opiniones de formas tan sutiles que hasta pasan desapercibidas si no estamos atentos.

Muchas veces, por temor o vaya a saber por qué, hay quienes eligen no darse cuenta que pretenden silenciar o condicionar la opinión.

Condicionar la opinión es, por ejemplo, que un político de turno diga: “solo tienen derecho a opinar los que se involucran en tal o cual actividad”, y pasar a la pregunta siguiente.

Es verdad que, existen quienes, en el abuso de la libertad de expresión, de opinión y de prensa, justifican lo injustificable, pero es también ahí donde no se debe permitir lo que no debe ser, y saber discernir al respecto. Es también una acción responsable, hacer cuidar la profesión, actividad u oficio que se ejerce.

Un micrófono, una cámara, un espacio de radio, un espacio en la prensa escrita, no debe hacernos olvidar de que hay un marco en el que todo debe darse, y no abusar de las libertades, sino, hacer un uso saludable y responsable de ellas, y hacer observar a otros cuando el abuso sucede.

Hoy, una parte de la sociedad, aún no comprende el valioso poder que tiene, y más aún en esta nueva manera de estar en contacto con los medios de comunicación y sus trabajadores, a través de las diferentes alternativas que ofrece la tecnología, y lo lesiona, lo desperdicia, abusando también de la libre expresión, de la libre opinión, y del excusarse-muchas veces- en el anonimato, para agraviar, intimidar, insultar o mancillar el buen nombre y honor de otras personas.

El anonimato, es también un arma del que se sirven aquellos que, en nombre de la libertad de expresión, de opinión o de prensa, escriben en redes sociales, en “portales” de redes sociales y aplicaciones, sin reparos de ninguna clase, pisoteando instituciones, personas, funcionarios, y dañando todo lo que tocan, con la impunidad dada por la venia de alguien o de las instituciones que no accionan.

Lo de Rosy Salazar, no debe pasarnos desapercibido. Debe servirnos para estar más atentos y reaccionarios ante lo mínimo que intente silenciarnos o condicionarnos la libre expresión, la libre opinión, la libertad de prensa, sin que esto implique que debamos discernir cuándo es y cuándo no es.

A menudo, trato con personas que tienen opiniones respecto de lo que sucede en determinados lugares o con determinadas personas, y buscan que otros sean transmisores de esas opiniones sin ponerlos en evidencia, porque “no quieren tener problemas”, con el político, con el funcionario, con el comerciante, con el gremialista, con el vecino del pueblo, con el dirigente social, etc. Y esa idea intrínsecamente instalada del “no quiero tener problemas”, es parte del permitir lo que no se debe permitir. Hay que aprender a no temer a opinar y a hacerse cargo de la opinión.

La libertad de expresión, de opinión, de prensa, es un derecho ganado a costa de mucho, no podemos darnos el lujo de resignarlas por ningún motivo ni por nadie. Nada ni nadie debe condicionarnos a expresarnos y a opinar libremente. Los únicos condicionantes deben ser: el respeto y la ley, por fuera de eso, nada.

Cuando al político de turno, aun el elegido por voto popular, nos dice, de modo irresponsable: “no tienen derecho a opinar…” o “solo tienen derecho a opinar quienes se involucran…” y no les decimos nada, estamos permitiendo que violen nuestra libertad, y estamos siendo cómplices de ello. Del mismo modo, que cuando un ciudadano común nos amedrenta, nos intimida o agravia desde el anonimato o incluso dando a conocer su identidad.

En cada uno de nosotros está no permitir lo que no debe ser, si queremos ser un país, una provincia libre de esclavitudes.

Hoy, en tiempos pandémicos, debemos andar con tapabocas, pero no nos confundamos, el tapabocas es para evitar enfermarnos o enfermar a otros de un virus, no para silenciarnos la palabra, la expresión, la opinión. No, nos confundamos, ni lo permitamos.

Karina Winckler
Comunicadora independiente

Comparto link de comunicado de la API: Asociación de Periodistas del Impenetrable

 https://www.facebook.com/periodistasdelimpenetrable/posts/3945064512176134

 

Compartir
Compartir
Compartir
qué te pareció esta noticia?
Nombre:
Comentario:
IMPORTANTE!: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de los propietarios de este portal y http://www.ciudadanosdeentrecasa.com/. Los textos que violen las normas establecidas para este sitio serían eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.
Enviar comentario
Todavía no hay comentarios. Escriba el suyo.
Nuestras redes sociales
Twitter
Facebook
Publicidades
Publicidades
Publicidades
Mensajero
Nombre:
Comentario:
Ingrese la suma de 4 + 5:
IMPORTANTE!: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de los propietarios de este portal y http://www.ciudadanosdeentrecasa.com/.
Enviar mensaje
Iván:
Se escucha muy desde Resistencia.
Daniel :
Muy interesante, me gusta mucho como esta diseñado y la variedad de info que tienes.
Marina:
Muy linda la nueva web.. Felicitaciones..
Dejanos tu opinión
¿Qué te parece nuestra nueva web?
Buena
Excelente
Mala
Muy Buena
Votar
Seguinos en facebook
Secciones de la web
Nosotros
  • Historia
  • Categorías de noticias
  • ACCIONES CIUDADANAS
  • ATENCIÓN CIUDADANA
  • Columnistas
  • CULTURA
  • Deportes
  • Economía
  • EDUCACIÓN
  • EDUCACIÓN CIUDADANA
  • Espectáculos
  • INFOS UNIVERSITARIAS
  • INTERNACIONALES
  • LEGISLATIVAS
  • Miraflores
  • Mundo
  • NACIONALES
  • NOTA DE OPINIÓN
  • Política
  • Policiales
  • PROVINCIALES
  • Región Impenetrable
  • SEGURIDAD y EDUCACIÓN VIAL
  • Sociedad
  • Nuestras redes sociales
    Twitter
    Facebook
    Para contactarse con nosotros
    Ciudadanos de Entrecasa

    INPI: Registro N° 2972728

    Tel: 362-4-734168
    Email: ciudadanosdeentrecasa@gmail.com
    Facebook: Ciudadanos De Entrecasa
    Twitter: @ciudadanosdcasa

    Miraflores - Chaco
    Enlaces útiles
    Mapa de Miraflores
    Desarrollado por VeemeSoft - www.veemesoft.com.ar
    Sombra